FIC AgroPV Electricidad solar

FIC Region Metropolitana

INTRODUCCION / PALABRAS SR. INTENDENTE DE LA REGION METROPOLITANA: Sr. Claudio Orrego Larraín

Durante los últimos años el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC-R) del Gobierno Regional Metropolitano de Santiago ha experimentado un proceso de consolidación, manifestado en la ejecución de diversos proyectos que han permitido impulsar la innovación en PYMES a través del apoyo de la investigación aplicada que realizan las universidades y centros especializados. Ello ha implicado un gran avance sin duda, pero también nos obliga a emprender nuevos desafíos, para aumentar su eficiencia y tender a contribuir a los logros que permitan desarrollar una región más autónoma y resiliente.

El desarrollo de las PYMES constituye un gran reto. El mercado les exige un nivel de competitividad que en muchas ocasiones les resulta complejo abordar y que exige del Estado un fuerte apoyo en la generación de valor, para aumentar sus niveles de competitividad. Para ello resulta fundamental entender la innovación no solo desde el desarrollo de la tecnología y de la optimización de la gestión, sino también, desde la identidad social, donde cada persona constituye, si es correctamente guiada, un agente de cambio.

Es así como la iniciativa que presento; “AgroPV: Desarrollo y comprobación de la viabilidad técnico económica del concepto agro foto voltaico en la producción hortofrutícola de la RM, como vehículo para agregar valor y aumentar competitividad en el sector agrícola regional”, ejecutado por Fundación Fraunhofer Chile Research, está dirigida a instaurar espacios y dinámicas de encuentro en diversos ámbitos de la producción agrícola, mediante una combinación eficiente de sistemas fotovoltaicos con el uso de la tierra para cultivos, lo que permite una solución al “conflicto” del uso del suelo, sea este para agricultura o sea este para la obtención de energía fotovoltaica, potenciamiento de pequeños agricultores, dándoles valor agregado a su productividad.

Esto en concordancia con la carta de navegación que estableció la Presidenta Bachelet para el desarrollo de PYMES en la “Agenda de Productividad Innovación y Crecimiento” del Ministerio de Economía, cuyo sustento es fomentar la diversificación productiva y el impulso a sectores con alto potencial de crecimiento, pero también con el cuarto Eje Estratégico de desarrollo en nuestra región que es ser “Una región innovadora y competitiva”, cuyo desafío fundamental es profundizar y diversificar el fomento productivo en la región, resguardando su identidad y relevando sus territorios.

Hoy se cierra un ciclo y culmina esta iniciativa, que constituye un gran aporte a sus beneficiados. Pero que es solo un grano de arena para el inmenso desafío, que este sector tiene, y que nosotros como Gobierno Regional, hemos asumido como tarea preponderante.

CONTEXTO

 

SITUACIÓN HORTÍCOLA EN CHILE

El sector hortícola  tiene gran importancia para el país: se encuentra en todas regiones con cerca de 34.000 explotaciones, de las cuales casi el 65% son superficies agrícolas menor a 5 hectáreas, lo que indica que este sector está compuesto por gran cantidad de pequeños productores, que proveen hortalizas principalmente para el consumo nacional, (Censo agropecuario 2007).

La Región Metropolitana es la región con mayor superficie de cultivos de hortalizas, con 22.815 ha durante el año 2016, aumentando un 18% (3.423 ha) en relación a las 19.392 ha estimadas el año 2015.

Como reflexión final, considerar que en los alrededores de Santiago, al igual que las ciudades más grandes de Latinoamérica, existe un área rural considerable que provee una parte relevante de la producción de hortalizas para el consumo nacional, (en el caso de Santiago, un 32,7% de la producción nacional). Por lo tanto, es prioritario el desarrollo de sistemas, que permitan compatibilizar de manera sustentable ambiental y económicamente esta actividad agrícola, que provee a las ciudades de alimentos, con soluciones que permitan incorporar otros usos de las tierras, como la producción de energía, sin reemplazar su principal uso.

ENERGÍA SOLAR: POTENCIAL EN LA REGION METROPOLITANA

 

CARACTERÍSTICAS SOLARES DE LA REGIÓN METROPOLITANA

Chile es el país con mayor nivel de radiación solar a nivel mundial. Las características climatológicas de la zona centro-norte del país, definidas por muy bajos niveles de humedad atmosférica, muy baja pluviosidad, baja presencia de nubes, inciden en que se registren elevados niveles de radiación. Se han registrado valores en la zona altiplánica de hasta 3400 kWh/m2 de radiación global horizontal. El siguiente mapa entrega en una escala en colores los niveles de radiación a lo largo del país:

Radiación solar horizontal en América Latina y el Caribe:

HTML5 Icon

Cabe destacar finalmente, que la energía solar fotovoltaica ha experimentado un importante desarrollo en el país. A enero 2018, se registran en Chile 2100 MW en operación, inyectando energía al sistema interconectado, (los antiguos sistemas Central y Norte Grande, SIC y SING, se encuentran desde Noviembre del año 2017 interconectados). Considerando que a diciembre 2013 existían sólo 6,7 MW en operación, se aprecia que este crecimiento ha sido explosivo, y centrado fundamentalmente en el desarrollo y construcción de plantas fotovoltaicas de gran escala, en su mayoría localizadas en la zona Norte del país.

Considerando la baja en los costos de inversión y la condición de cercanía a los grandes centros de demanda de energía - en la zona metropolitana se concentra más del 60% de la demanda energética eléctrica nacional-, se observa un aumento creciente del atractivo de desarrollar proyectos solares de gran escala cercanos a Santiago. Así, esta situación genera un nuevo actor relevante en la competencia por uso de suelo en la Región Metropolitana de Santiago. Como sabemos, en esta zona se encuentran las mejores tierras agrícolas del país, las cuales están sujetas a gran presión por parte de desarrolladores inmobiliarios, debido a la creciente demanda por terrenos para desarrollo de viviendas y servicios; agregando ahora la presión por desarrollo de proyectos solares, que ocupan por lo demás importantes extensiones de tierra.

PRESENTACIÓN DEL PROYECTO

 

CONCEPTO AGRO PV

El concepto AgroPV propone el desarrollo de sistemas de producción de energías en base a tecnología solar fotovoltaica, en combinación armónica y optimizada con la producción agrícola. En términos simples, considera el montaje de los paneles fotovoltaicos mediante una disposición tal, que permita tanto el desarrollo de actividades agrícolas normales para una amplia variedad de cultivos, y al mismo tiempo considera una distribución espacial de los paneles, de forma tal que el patrón de sombreado en cultivo intervenido, genere un sombreado uniforme. La intensidad de sombreado puede ser definida según la geometría (orientación e inclinación) del sistema a instalar.

HTML5 Icon

El uso del concepto Agro PV presenta los siguientes impactos de tipo positivo:

  • Evita competencia por uso de suelos para agricultura y energía, permitiendo el desarrollo armónico y conjunto de ambas actividades
  • Genera una nueva fuente de ingresos para los agricultores, bajo la forma de ahorro de costos debido a la autogeneración energética en el mismo predio, así como por la venta de energía excedete a las redes de distribución, mediante la aplicación de lo establecido en la Ley de Generación Distribuida vigente en el país, (Ley 20571)
  • Se abre la posibilidad para que los agricultores desarrollen nuevas líneas de productos agrícolas de tipo ‘premium’, con menor huella de carbono
  • En Chile la cobertura del servicio eléctrico es prácticamente de 100%, hay muy pocos lugares que no tienen acceso a servicio regular. Sin embargo, es conocido que en redes eléctricas rurales la calidad del servicio no tiene el mismo estándar que en zonas urbanas, siendo frecuentes y más extensos los cortes, mayores los tiempos requeridos para reconexión del servicio y, con variaciones de frecuencia y/o voltaje más intensas. Agro PV, al disponer fuentes de generación energética a nivel distribuido en las redes rurales, puede contribuir a estabilizar redes y mejorar la calidad del servicio